02 marzo 2011

Sony Vaio Serie C \\ Primeras Impresiones

El miercoles pasado se llevó a cabo la tradicional convención anual de Sony en la que la compañía nipona exhibió todas sus novedades en informática, imagen y sonido, cámaras y libro electrónico para 2011. Te contaremos de primera mano cómo lucen los nuevos modelos de Sony.


Casi inevitable comenzar por la nueva gama Sony Vaio Serie C, que destacaban del resto a decenas de metros. Los portátiles de esta familia han apostado por el diseño y el color. No son los más finos, ni los más ligeros ni los más potentes, pero desde luego se llevan el premio a los más llamativos y su configuración está a la altura de llevar el nombre Vaio.

El diseño de la Serie C es, cuanto menos, original. La tapa superior ha sido recubierta con un material similar al metacrilato y tintado con tonos fosforescentes. Basta la más mínima luz para que la superficie del portátil reluzca como un árbol de Navidad. El resto de la carcasa, de plástico pulido, acompaña el tono de la tapa.


Externamente, los Vaio Serie C no son particularmente finos y su peso está en la media. Miden 235 × 341 × 27.9 milímetros y pesan 2.45 kilogramos, batería incluída. Pese a ello, están muy bien equipados en conexiones, con VGA, HDMI con soporte 3D, Ethernet, 3 USB 2.0 y un USB 3.0, y ranura para tarjetas SD o Memory Stick con sus variantes. También incorpora WiFi N y Bluetooth 2.1.

Sony Vaio Serie C. Fundas y accesorios de colores
El teclado original de los Vaio Serie C, de tipo chiclet, es negro o blanco (según el modelo), con retroiluminación en blanco. No obstante, Sony ha extendido su idea de fundas para teclado, que ya vimos en el Serie F, y hay varias fundas disponibles en vivos colores.


La retroiluminación, con la funda puesta, sigue funcionando aunque lógicamente con mucha menos intensidad. En cuanto al trackpad, está fundido con el resto de la carcasa y cuenta con pequeños puntos en relieve para ayudarnos a mantener los dedos dentro.


La pantalla, cuya diagonal es de 14 pulgadas, es una LED con formato 16:9 y resolución 1366 × 768. La salida es plenamente compatible con alta definición, aunque se echa de menos no poder tener 1080p como resolución nativa. La webcam sobre la pantalla es de 1.3 megapíxeles (1280 × 1024) y se ha mejorado con la tecnología Exmor de Sony para lidiar con malas condiciones de iluminación.


Internamente, los Vaio Serie C equipan procesador Intel Core i5 a 2.30Ghz con 4GB de Ram DDR3, disco duro de 320GB a 5400 RPM y gráfica AMD Radeon HD 6470M con 512MB de memoria.


El sonido corre a cargo de unos altavoces no muy potentes pero compatibles con sonido posicional Dolby. Las baterías son un punto que empaña bastante el color general de los Serie C. Nominalmente tienen una autonomía de 3.5 horas que nos tememos que no llegue a las 3 en uso real.

Sony Vaio Serie C.
Los Vaio Serie C son unos equipos realmente llamativos, pero no estamos nada convencidos de que el diseño sea suficiente factor diferencial como para elevar el precio hasta los 900 euros.


La configuración de los Serie C es muy completa, pero el elevado precio nos hace echar de menos unidad Blu-Ray, algo menos de peso, más batería y mejor resolución de pantalla. A menos que el diseño de los Serie C nos enamore a primera vista, los también nuevos Vaio Serie S son una alternativa infinitamente mejor en autonomía, peso y rendimiento. En breve os haremos la correspondiente previa de la Serie S para que podáis comparar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More